Evaluación


Evaluación del modelo CCOMPAZ a través del proyecto “La música en el desarrollo humano para una cultura libre de violencia”

Agradecemos a USAID por su apoyo para realizar la siguiente evaluación.

El objetivo de Ciudadanos Comprometidos con la Paz A.C. es “Proveer alternativas, a través de una cultura de paz a niños y adolescentes en riesgo de crimen y violencia, por medio de un desarrollo integral , utilizando la música como eje transversal” utilizando el Modelo CCOMPAZ que supone que usando la música como instrumento fundamental, a través de la implementación de un programa extra escolar de actividades que fortalezca el desempeño académico y dé a los participantes los valores y la fuerza para lograr sus objetivos, afianzando la autoestima y la confianza en sí mismo, así como proporcionar las herramientas para llevar una convivencia pacífica y contrarrestar las adversidades cotidianas, además de mantener una vida sana y ser responsables de su propia salud física y social. Durante la implementación del proyecto "La música en el desarrollo humano de una cultura libre de violencia" se planeó realizar una evaluación que además de evidenciar el cumplimiento de las metas planteadas en el proyecto, pudiera evaluar el alcance de los objetivos y valorar la utilidad del Modelo CCOMPAZ como una estrategia que permitiera iniciar una intervención temprana en la vida de niños y niñas en desventaja social, logrando la formación de ciudadanos y ciudadanas responsables dentro de espacios que promovieran una cultura de convivencia pacífica utilizando la formación de ensambles musicales dando con esta actividad artístico académica la oportunidad para que estos chicos se conozcan, se identifiquen y se respeten llevando ese aprendizaje a sus familias y comunidades para lograr la gestación de una cultura de respeto y amor por la vida en las comunidades marginadas. Con este objetivo se solicitó a Alianza para Colaboraciones Fronterizas (ACF) que llevara a cabo una evaluación externa, tanto del proyecto como del modelo utilizado en dicho proyecto. Se diseñó un plan de evaluación que incluía diversos parámetros:

  1. Su desempeño musical al ejecutar conciertos públicos.
  2. Las calificaciones obtenidas durante los ciclos escolares cursados durante la intervención y que fueron proporcionados por las autoridades de la Escuela Secundaria Técnica Núm. 90 de Ciudad Juárez, Chihuahua.
  3. Mediciones de peso y talla de los sujetos inscritos en el proyecto.
  4. Reportes sobre aspectos negativos dentro de escuela proporcionados también por las autoridades escolares.
  5. Un cuestionario sobre indicadores socioeconómicos, habilidades musicales, nutrición, apoyo familiar, autoconfianza, aplicación de conocimientos académicos, salud y factores relacionados con las relaciones interpersonales y los altercados físicos.

Los datos e información de los beneficiarios del proyecto se recogieron en tres etapas diferentes del proyecto. La primera o línea basal mide los datos de referencia e identifica los retos, estos datos fueron obtenidos en octubre de 2012. La evaluación intermedia ocurrió a la mitad del proyecto, una vez que los niños habían concluido el año escolar y justo antes de presentar el segundo concierto en junio del 2013, y la última medición se llevó a cabo al finalizar el segundo año del proyecto en junio del 2014. Los datos obtenidos se comparan entre sí para conocer el grado de avance y las modificaciones que los indicadores sufrieron en el transcurso del proyecto. Los valores mostrados, se obtuvieron a través de la aplicación de un cuestionario en tres ocasiones, similares entre sí de manera que los resultados sean comparables, sin embargo el nivel de dificultad fue actualizado para conservar el grado de dificultad de acuerdo a la edad y nivel escolar de los participantes, cada versión de cuestionario incluyó 9 capítulos. Las primeras preguntas del cuestionario dan una perspectiva del entorno social de los niños, y fueron formuladas para ser congruentes con el documento "Evaluación del Aprovechamiento Escolar, publicado por la UNESCO, que reporta que estos datos sobre el entorno social y el medio ambiente en el que trabajan las escuelas y en los que los estudiantes viven influyen en el rendimiento escolar.

Competencias y Habilidades Musicales

Debido a que la actividad artística se compone de dos aspectos, a saber, la creación y la apreciación, para las actividades de Competencias y Habilidades Musicales se tuvo en cuenta, tanto la creación (por ejemplo: tocar un instrumento o realizar una escultura o pintura) o reconocimiento (por ejemplo, Visitar museos o asistir a un concierto). En cuanto al manejo del instrumento en el último concierto logro apreciarse que:

  • Afinación grupal en general presenta mejorías.
  • El grupo logra demostrar unidad más evidente en términos rítmicos y armónicos.
  • Los jóvenes logran demostrar un desenvolvimiento más cómodo sobre el escenario.
  • Un número mayor de músicos logran movimientos involuntarios al tocar sus instrumentos, movidos por la emoción causada por la música. Esto se logra después de que el músico se siente cómodo con su desenvolvimiento y ejecución durante los ensayos

Ya que el proyecto está relacionado con una actividad artística, se evalúa si antes de empezar el proyecto (línea basal), los estudiantes habían tenido actividades relacionadas con el arte considerando la creación o el aprecio, el porcentaje mostró que sólo un pequeño número de encuestados dedicaba antes de ingresar al proyecto más de 7 horas por semana a alguna actividad artística, y que alrededor del 20% no tenían ninguna actividad artística o cultural. La segunda medición (intermedia) realizada después de recibir instrucción musical, evaluó el tiempo que dedican a otra actividad artística además de practicar su instrumento, encontrando que el 85% de los encuestados realiza una actividad artística o cultural concluyéndose que las actividades en tormo al arte se incrementaron. Las actividades en torno al arte en el último ciclo escolar revisado, muestran una tendencia de incremento de actividades llegando a que el 25 de los jóvenes dedican 7 horas o más por semana a alguna actividad lo que también puede leerse como que al tener ocupado su tiempo libre hay una menor oportunidad de formar parte de pandillas o grupos que por definición se involucran en actividades con violencia.

Salud y Nutrición

Una Mejor nutrición para los jóvenes es uno de los objetivos del Modelo, sabemos que una alimentación saludable se convierte en fundamental para lograr el crecimiento y el desarrollo intelectual óptimo en niños y adolescentes. Por esta razón, una dieta apropiada asegura la energía suficiente para que cualquier persona pueda realizar actividad física y el uso óptimo de sus capacidades cognitivas. Sin embargo se pensó por la edad de los participantes incluir preguntas sobre hábitos tabáquicos y consumo de alcohol para tener una mejor y más amplia perspectiva de la incidencia del programa en su salud. Las respuestas de los estudiantes a las preguntas iniciales sobre la frecuencia con que consumieron en su dieta ciertos grupos de alimentos la semana anterior a la encuesta mostró que: Ningún encuestado consumió productos de los tres grupos incluidos en la Norma Oficial Mexicana Nom-043-SSA2-2005, Servicios Básicos de Salud. Promoción y Educación para la Salud en Materia Alimentaria. Durante los dos años de duración del proyecto se proporcionó en el horario de comida una alimentación suficiente en calidad y cantidad y además se orientó a los jóvenes sobre una dieta saludable. Se pudo constatar a través del cuestionario que las respuestas de los estudiantes a las preguntas sobre la frecuencia con que consumieron en su dieta ciertos grupos de alimentos la semana anterior a la encuesta clasificando de acuerdo a los tres grupos incluidos en la NOM durante sus comidas, en el inicio del proyecto la dieta era básicamente de cereales, con algunos productos de origen animal y leguminosas y en muy poca cantidad frutas y verduras. Sin embargo la comida chatarra era ampliamente consumida. Al finalizar el programa, la dieta tiende a ser más balanceada, sacrificando los cereales y con incremento en frutas y verduras. Se observa una disminución de 7 puntos para el consumo de comida chatarra. Uno de los componentes para el seguimiento adecuado del crecimiento de los niños, que se logra con una alimentación adecuada en cantidad y calidad y el ejercicio físico cotidiano, es la evaluación de peso y talla. La medición de línea basal en el grupo adscrito al proyecto mostró para el caso de las mujeres una proporción de 41% de altas, 30% en la media y 29% con estatura baja. Los resultados obtenidos durante la medición de la estatura en junio de 2013, al terminar el año escolar mostró para el sexo femenino que la proporción fue 31% de altas, 36% en la media y 31% con baja estatura; la evaluación final en junio del 2014 la proporción fue 41% de altas, 40% en la media y 29% con baja estatura .La tendencia en el grupo es de una disminución para talla baja, y un aumento para talla media y alta. En la población masculina y para los hombres la medición mostró una proporción de 34% de estatura alta, 25% en la media y 41% con estatura baja, la medición intermedia fue 40% de altos, 20% en la media y 40% con baja estatura, en la medición final la proporción fue 44% de altos, 26% en la media y 30% con baja estatura. Similar a lo ocurrido con las niñas la tendencia de la talla alta tiende al incremento, la media se mantiene y la talla baja tiende a disminuir. La línea basal en cuanto a relación peso /talla de acuerdo a sexo y edad muestra que el 15 % de los alumnos tienen un peso inferior al normal, mientras que el 64 % presentan un peso ideal, 6% están en riesgo de desarrollar obesidad y 15% son obesos. Después de un año escolar los datos demuestran una mejoría en estos parámetros, el porcentaje de alumnos con bajo peso de acuerdo a su estatura, edad y sexo disminuyó en 8%, 69% de los inscritos al proyecto presentan ya valores de “peso ideal” de acuerdo talla, edad y sexo; y el sobrepeso disminuyó pasando algunos alumnos de este grupo a solo estar en riesgo. Con el propósito de entender el patrón del consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas de los jóvenes en el proyecto, se analizó la información referente al consumo tanto de tabaco como de alcohol tal y como se captó en la encuesta. En la prevalencia en el hábito de fumar se consideró como fumador aquel joven que aceptó haber fumado al menos cien cigarrillos (cinco cajetillas) en su vida, para evaluar se consideró como ocasional a quien respondió realizarlo (beber o fumar) con una frecuencia de al menos una vez por semana, y como consumidor de alcohol a aquel joven que respondió SI a la pregunta ¿Actualmente tomas? Los jóvenes del programa se comportaron de manera similar a la media nacional de Tabaco en este grupo etario en México, en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas los jóvenes del programa que no beben alcohol aumentaron, por lo que podría decirse que uno de los beneficios del Modelo es ser un factor protector al consumo de alcohol.

Mejor rendimiento académico

Entendiendo el concepto como el resultado del aprendizaje, suscitado por la intervención pedagógica del profesor o la profesora, y producido en el alumno. Es el resultado sintético de una suma de elementos que actúan en, y desde la persona que aprende, tales como factores institucionales, pedagógicos, psicosociales y sociodemográficos mismos que se evaluaron en conjunto con la encuesta, la aplicación de lo que aprenden en la escuela a sus entornos cotidianos, la evaluación de sus opciones y decisiones y la capacidad del grupo para resolver problemas usando el conocimiento en diferentes áreas y en relación con el aprendizaje escolar. Los resultados de las encuestas muestran que las habilidades del lenguaje descendieron ligeramente mostrando un incremento el resto de las habilidades y conocimientos. El apoyo dentro de la familia es fundamental para el buen desempeño escolar, la línea basal mostró que 88% de los padres fomentan el estudio en sus hijos, 96.8% los estimulan para lograr ser buenos estudiantes y el 96.8% de los padres se interesan por las calificaciones que obtienen sus hijos; a lo largo del proyecto la percepción de los jóvenes respecto a la actitud de sus padres en cuanto a su desempeño académico mostraron que los padres fomentan el estudio, los estimulan para lograr ser buenos estudiantes y se interesan por las calificaciones que obtienen sus hijos. Los indicadores más utilizados para el rendimiento académico han sido las calificaciones como línea basal se incluyeron los promedios generales obtenidos por los alumnos en el ciclo inmediato anterior, segundo dato las calificaciones obtenidas en el ciclo escolar durante el cual los alumnos participaron en el proyecto, los promedios generales de los alumnos se incrementaron en un 25% de un año al otro, para la última evaluación el incremento fue de un punto respecto al año anterior pero considerando los promedios de ingreso a secundaria fue de 26 puntos

Relaciones Interpersonales y Violencia

A fin de valorar la mejoría en este objetivo se conjuntaron una serie de reactivos que permitan analizar componentes sicosociales de las relaciones interpersonales y la disposición a comprometerse en actos violentos. El primero de ellos la autoestima permite observar que en la encuesta basal el índice general de autoestima muestra una autoestima más elevada que las mediciones posteriores, podemos concluir que el supuesto de que algunas de las alternativas de respuesta ante ciertos reactivos de personalidad son socialmente más convenientes o deseables que otras, por lo que algunos sujetos pueden tender a elegirlas con independencia de cuál sea su nivel auténtico en el rasgo que el reactivo pretende medir. Los resultados nos muestran que gracias a la música que permite la expresión de emociones y por ende la capacidad de reconocer la amplia gama de estados anímicos del individuo y canalizarlos adecuadamente, la autoestima emocional, muestra una ligera tendencia a la estabilidad con un pequeño incremento, lo que no sería esperable, ya que como los otros tipos e autoestima, por la edad del grupo en estudio, adolescentes, podría presentar altos y bajos dependiendo de los estados físicos y psicológicos por los que atraviesa el adolescente en el momento de la evaluación. Sobre violencia la basal realizada en octubre de 2012 mostró al preguntar sobre la experiencia de sufrir los jóvenes en cada una de las tres encuestas, describieron el tipo de lesión sufrida y el tipo de evento en el que ocurrió, sin embargo sus respuestas a sufrir violencia fueron negativas o se negaron a responder la pregunta, lo que nos lleva a concluir que , los jóvenes no clasifican como “sufrir violencia” una serie de acciones de las que son víctimas, pero que sin embargo si están presentes en sus vidas. La línea basal mostró actos violentos fuera de la secundaria # 90, esta segunda encuesta repitió las preguntas de la línea basal y agregó un grupo de preguntas que permiten evaluar comportamientos agresivos y altercados dentro de la escuela. A la pregunta específica de si se consideraba a sí mismo como conflictivo dentro de la escuela 12% de los alumnos encuestados respondieron que SI. Se investigó la participación en altercados dentro de la escuela, encontrándose que 54% de los alumnos han participado en uno o más altercados físicos, situación similar a la que ocurre fuera de la escuela

Conclusiones y Recomendaciones

La evaluación de los jóvenes involucrados en el proyecto, tiene como propósito no solo mostrar que el proyecto cumple con las metas fijadas, sino mostrar la generosidad del mismo con datos duros para comprobar como las personas inscritas obtienen una serie de beneficios que derivan del empleo de la música como parte importante de la educación integral del menor, además de documentar la experiencia a fin de hacerla repetible. Las encuestas realizadas reportan indicadores socioeconómicos, habilidades musicales, salud nutrición, desempeño académico, factores relacionados con las relaciones interpersonales, violencia, autoestima y responsabilidad social. La música produce también un impacto psicológico. Es decir, no solo produce cambios en las conductas del hombre, y en la sociedad, sino que también hay cambios internos con valores profundamente formativos. Por todo lo visto hasta aquí, la música tiene un efecto amplio en las vidas, y en nuestra sociedad. Es un gran instrumento de manipulación, y produce en los oyentes diversas consecuencias. Sociológicamente, y una reestructuración de la estructura social. En el interior de las personas puede determinar conductas, por instalación de valores. En un seguimiento de dos años hemos constatado cambios que concuerdan con los estudios realizados en poblaciones de jóvenes en diversas partes del mundo. Los estudios previamente realizados que demuestran los beneficios en los menores al tocar algún instrumento musical se realizaron en niños menores a 6 años durante la educación preescolar. Es claro que debido al crecimiento y desarrollo del ser humano, los beneficios son mayores mientras menos edad tenga el niño debido a la flexibilidad y elasticidad de su cerebro. Recordemos que los alumnos en este proyecto son de entre 12 y 15 años El Modelo CCOPMAZ tiene potencial para convertirse en un modelo exitoso y así ayudar en un desarrollo más pleno de los niños y jóvenes. Se recomienda se continúe con el proyecto, ya que el tiempo de aplicación hasta ahora no basta para capturar los beneficios posibles en los alumnos. Hasta ahora, los alumnos han logrado mejorar su trabajo en equipo y el entendimiento del ensamble (grupo) y el yo en el equipo. Con el tiempo, los alumnos podrán disfrutar de los beneficios científicamente comprobados al tocar un instrumento musical o al escuchar música compleja que requiera de la atención, comprensión, y análisis del oyente